PNL

A partir de los años cincuenta surgieron diversos sistemas psicológicos de ayuda y desarrollo personal, de ellos los más reconocidos en la actualidad son la Terapia Gelstalt, la Hipnosis Ericksoniana,  el Análisis Transaccional y la Terapia Familiar Sistemática.

La Programación Neurolingüística (PNL) toma los elementos más eficaces comunes a todos ellos y los engloba en un método creado por John Grinder y Richard Bandler en los años setenta. Sus principios atañen a todos los campos de la comunicación humana –desde la educación a las relaciones comerciales- y abarca a todos los niveles, desde los aspectos no verbales hasta los objetivos de vida.

La PNL procura incidir en las vertientes básicas del funcionamiento humano – los programas mentales, el sistema neuronal y el lenguaje- con la finalidad de que podamos  mejorar nuestra manera de relacionarnos con la realidad que nos rodea, con los demás y con nosotros mismos. Teniendo en cuenta que los principios y técnicas que propone son válidos en la medida que sean útiles para cada persona, sus propuestas no comportan una imposición a nuestros esquemas mentales, más bien son herramientas para que estos esquemas mentales nos ayuden en lugar de limitarnos.